Nuevo!! Ahora ya puedes recibir las entradas en tu Email, suscríbete en la barra lateral.

Los aficionados ya pueden escribir sobre astronomía. Date de alta como Autor en Universo Mágico Público.

Comunidades de Astronomía en Google Plus: Universo Mágico - Astronomy Lab - Space Roads - Space World - Astronomy Station

Grupos de Astronomía en Facebook: Astronomy & Space Exploration - Universo Mágico - Big Bang


✨NGC 6914

Domingo 17 de Diciembre de 2017




En Hallas Astrophoto, Universo Mágico ha encontrado una imagen que sin duda hace magia ante nuestros ojos. Se trata de NGC 6914, una nebulosa de reflexión situada a aproximadamente 6.000 años luz de distancia de la Tierra y ubicada en la constelación del Cisne, lugar en el que habitan muchas nebulosas de todas las naturalezas. En el espacio no solo hay estrellas. Las galaxias como la nuestra contienen además nebulosas, materia difusa que en forma de gas y polvo, ocupan gran parte del espacio interestelar. Estas nebulosas muestran formas y colores variados que reflejan la diversidad de procesos que tienen lugar cuando la luz de las estrellas es atrapada por ellas. El polvo interestelar conforma una parte pequeña de las nebulosas, pero su interacción con la luz de las estrellas es tan intensa que determina el aspecto de las masas difusas en el espacio. El polvo esparce y absorbe parte de la luz que lo alcanza. El fenómeno se asemeja, en cierta medida, al que ocurre en la atmósfera terrestre con las nubes. El juego de la luz estelar con el polvo cósmico es parecido. Una nebulosa que contenga algo de polvo aparecerá como una masa turbia, quizá incluso negra, cuando las estrellas que la iluminan se hallan por detrás. Se habla entonces de una nebulosa oscura. Pero esa misma masa pulverulenta refleja parte de la luz incidente y, si se mirara desde el otro lado, podría aparecer brillante.

Éste complejo nebuloso contiene gran información científica. En su centro se mantienen ocultas en el espectro de luz visible, estrellas masivas, jóvenes y calientes, algunas de ellas pueden llegar a ser vistas por telescopios de aficionado, aunque para disfrutar de la nebulosidad que rodea las estrellas, es necesario disponer de un cielo muy oscuro. Casi todo en el universo está hecho de hidrógeno y helio. Las nebulosas interestelares no son una excepción y por eso constan sobre todo, de estos gases compuestos de átomos sencillos y ligeros. Pero el medio interestelar contiene también una cantidad pequeña de otros materiales como carbono, silicio y oxígeno, que en parte tienden a unirse en granos minúsculos que conforman el polvo interestelar. Una nebulosa normal está formada por lo tanto, de un 99% o más de gas (hidrógeno y helio) y una proporción mucho menor de otros materiales. La radiación ultravioleta de las estrellas en la asociación Cygnus OB2 es la que ioniza el hidrógeno de esta nebulosa. NGC 6914 fue descubierta por Édouard Stephan el 29 de agosto de 1881.


Crédito:  Tony and Daphne Hallas

NGC 6914     RA = 20:25:00.0     DEC = +42:18:00     Mag = /